Discurso

Mensaje del Gobernador Rodrigo Medina, en entrega de la Medalla al Mérito en Derecho Administrativo

Se encuentra usted aquí

Comparte este contenido

Más fácil y más claro

Muchas gracias, buenas tardes a todos.

Este día es un día muy especial y lo quiero subrayar de esta manera, porque es obligación también de una sociedad y de un Estado el hacer un paréntesis en la vida cotidiana y reconocer a los hombres y a las mujeres que han marcado huella y que han dejado su marca, su esfuerzo, su inteligencia en nuestra sociedad.

El día de hoy se entrega un merecido reconocimiento a un gran nuevoleonés y se le entrega la medalla al Mérito en Derecho Administrativo, pero, si el licenciado Jorge Treviño me lo permite, sé que es un hombre humilde, modesto, yo quisiera extender un poco más el significado de esta medalla para que no únicamente sea por el gran logro y por esa gran visión que él tuvo para llevar a cabo la creación de esta gran institución que ahora no únicamente gozamos de ella sino que presumimos.

Y que me atrevo a decir porque así ha sido señalado en el foro nacional, ahora se constituye en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de avanzada en el país y en un momento más explicaré por qué.

Quienes hemos tenido la honrosa oportunidad de representar al pueblo y al gobierno de Nuevo León en esta posición, como Gobernador del Estado y aquí habemos varios, sabemos el enorme reto y la gran responsabilidad que conlleva.

Y el hacer que las cosas sucedan requiere de un esfuerzo extraordinario, y eso sólo lo puede lograr una persona que no únicamente tenga un alto grado de profesionalismo, de preparación, sino también de entrega, de pasión y de vocación como la que tiene Jorge Treviño.

Él marcó nuestro estado y marcó a su época en una administración que recordamos todos con enormes logros y resultados, obras y acciones.

Precisamente este lugar en el que estamos sentados el día de hoy lo construyó el licenciado Jorge Treviño, inició con las obras visionarias de movilidad urbana para nuestro estado, como lo es el Metro de la ciudad de Monterrey, aquí en el estado de Nuevo León, cuando en otros lugares era impensable.

Logró asociar, conjugar a lo mejor de la ciudadanía para que precisamente sociedad y gobierno dirigieran estas acciones.

Nos permitió disfrutar de ese pedacito de frontera que tenemos en el norte de nuestro estado, que recuperó por cierto otro gran gobernador, Bernardo Reyes, 12 kilómetros de frontera en el municipio de Anáhuac, también con una gran visión construyendo el puente Colombia, que ahora nos permite disfrutar de esa vecindad y de sacar un provecho mayor a nuestro estado en el comercio internacional.

Entre muchas otras obras su visión y su entrega y otra vez esa convocatoria con la ciudadanía logró crear un recinto del cual nos sentimos también muy orgullosos y del cual disfrutamos todas las semanas, que es Cintermex, y así podríamos ir mencionando cada una de las obras y acciones que dejó Jorge Treviño en nuestro estado, creación de instituciones como ésta.

A veces se nos olvida pero es importante recordar que quienes estamos en esta función somos los titulares del Poder Ejecutivo, y ser el titular del Poder Ejecutivo precisamente significa eso, hacer que las cosas sucedan; llevar a cabo acciones cotidianas para transformar la realidad.

En Jorge Treviño encontramos la disciplina, encontramos la pasión y la entrega, la congruencia; un hombre congruente entre lo que pensaba y hacía, sumamente ordenado.

Aquí voy a recordar una anécdota que me platicó don Héctor S. Maldonado que se encuentra con nosotros, me decía, Jorge Treviño en su gubernatura fue un hombre muy puntual, muy ordenado.

Si él se tardaba cinco minutos para recibirte, te pedía disculpas porque él pensaba que la puntualidad no únicamente era igual a efectividad, sino también al respeto al tiempo de los demás y de uno mismo.

Y así dirigió su administración con grandes mujeres y hombres, muchos de ellos aquí en este recinto, de los cuales aprendimos muchísimo, a quienes admiramos y de quienes recibimos el legado de seguir construyendo este gran estado.

Y si queremos ver hacia adelante debemos precisamente fincar y motivar, inspirar la fuerza del Estado de Nuevo León, de la sociedad del estado de Nuevo León en hombres y mujeres y particularmente también y aquí lo quiero decir, en lo que construyó Jorge Treviño en su administración con retos personales, con retos familiares, con retos profesionales, con retos institucionales.

Ahora en estos tiempos complejos de convulsión en algunas partes, de desencanto, de desánimo, de exceso de información, de la llegada de las redes sociales es muy importante que recobremos y particularmente nosotros aquí en Nuevo León precisamente esa congruencia y ese resultado en las acciones que debemos darle a una sociedad, porque cada vez más es lo que espera la gente: un resultado tangible.

Nuevo León es sinónimo de trabajo, esa es la gran marca que tenemos tatuada todos nosotros, a donde quiera que vamos Nuevo León se precia de ser un estado trabajador, de tener una sociedad que está dispuesta a entrarle de frente y que resuelve sus problemas, no importa el tamaño del obstáculo que tengamos frente a nosotros, lo hemos hecho tradicionalmente, lo hemos hecho en la historia reciente combatiendo la inseguridad, anteponiéndonos a fenómenos naturales, construyendo instituciones, dándole gobernabilidad y viabilidad institucional a nuestro estado y convocando a la gente para seguir construyendo.

Nuevo León tiene que enfocar su ruta más a la construcción que a la destrucción, tiene que conciliar más que confrontar, tiene que convocar más que desunir y ese es el llamado y el mensaje que le hacemos a todos los nuevoleoneses y particularmente en este momento.

Demos muestra que nuestra manifestación es la productividad, démosle muestra a nuestro país de que nuestras expresiones son de trabajo, son de cumplimiento de metas, son precisamente o es el resaltar el orgullo que significa ser de esta tierra, el poder recibir el legado de nuestros antepasados y de quienes nos antecedieron en los tiempos y poder entregar un futuro mejor a quienes nos sucederán más adelante.

Ese es el gran reto que tiene no únicamente el gobernador del Estado, un funcionario público, un presidente municipal, ese el compromiso y la responsabilidad que tenemos todos nosotros, no es de una sola persona o de un solo grupo, sino de una sociedad entera.

Lo peor que le puede pasar a una sociedad es que el tejido social se rompa, que el divisionismo nos gane, al contrario, mientras más cohesionados estemos, mientras más fuerte sea el tejido social de nuestra sociedad, más logros y más resultados vamos a tener en beneficio de nuestra gente.

Yo quiero decirles que en el transcurso de los años nuestro estado ha cambiado para bien; soy el primero en reconocer que falta mucho por hacer, el primero en reconocerlo, todavía hay muchas áreas de oportunidad, aún tenemos retos formidables pero también sería injusto no reconocer que hemos avanzado y que lo hemos hecho gracias a la tenacidad y al esfuerzo de todos y que si ya aprendimos que esta es la ruta y el camino eso es lo que tenemos que seguir haciendo para abonarle a nuestro país, a nuestro querido México.

Yo quiero reconocer este día a Don Jorge Treviño que él lo logró y por mucho, él debe sentirse muy orgulloso que además de los logros que ha tenido en toda su carrera, en las distintas posiciones que él encabezó como Gobernador del Estado, dio misión cumplida, lo logró, nos marcó, lo hizo, construyó un mejor Nuevo León.

Eso se lo va a llevar él siempre y eso no lo vamos a llevar nosotros de recuerdo.

Así es que esta medalla que le entregamos el día de hoy por ese merecidísimo reconocimiento de haber impulsado el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, de Justicia Administrativa, creo que también el día de hoy y entre todos nosotros, la sociedad entera es también muy importante reconocerle todo lo que ha hecho de un estado al que queremos.

Muchas felicidades Don Jorge, le agradecemos muchísimo a usted, a toda su familia, para nosotros es un gran honor tenerlo aquí y poderlo distinguir.

Muchas gracias a todos.