Te invitamos a conocer nuestra nueva versión beta del portal. Ayúdanos y dinos tu opinión. Visitar nuevo portal
logo Nuevo León unido
Boletín

Arranca NL Plan de reactivación económica

Se encuentra usted aquí

Comparte este contenido

Redacción de 
Empresas del Estado deberán cumplir con medidas sanitarias para su reapertura.
Más fácil y más claro

El Gobierno de Nuevo León arrancó hoy con el Plan de Reactivación Social y Económica para la entidad, donde se privilegia la salud y el regreso gradual de las actividades laborales tras la cuarentena declarada por el COVID-19.

Roberto Russildi Montellano, Secretario de Economía y Trabajo, acompañado del Secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, explicó que las acciones de reapertura se realizarán bajo condiciones sanitarias estrictas y en base al comportamiento del propio virus.

"Sigue preparar todos los protocolos, comunicarlos y socializarlos con los municipios, ver la manera de implementarlos con el sector privado e iniciarlo en dos semanas", subrayó el titular de Economía.

Para la Fase 1 que inicia este jueves, además de las empresas esenciales, se permitirá reabrir a negocios relacionados con el sector automotriz, aeroespacial y la construcción.

Sin embargo, en una primera etapa estas empresas deberán de cumplir con una serie de requisitos sanitarios para su apertura, la cual se estima sea en un periodo de 15 días.

Russildi Montellano, aclaró que al abrir de manera gradual el sector empresarial y de mantenerse la curva de contagios controlada, se permitirá pasar a la Fase 2 y 3 en una lapso de dos a cuatro semanas cada etapa, según lo dicte la Secretaría de Salud.

"Los cambios que se presenten serán evaluados y lo mismo haremos nosotros en el Plan de Economía, siguiendo los lineamientos de la
Secretaría de Salud, en la economía estamos acompañando e implementando las medidas de acuerdo al Doctor (De la O) y la Secretaria de Salud".

Los fundamentos esenciales para una reactivación ordenada son la generación de conciencia en la sociedad para la 'nueva normalidad', la implementación, compromiso y monitoreo de protocolos de prevención por parte de las empresas, las suspensiones temporales en caso de contagios y el favorecimiento del teletrabajo y/o 'home office'.

"Si en Nuevo León no se ha dado el pico es por buenos y no por malos, es porque somos buenos para prevenir el contagio entonces se ha mantenido muy bajo", señaló Russildi.

"Ahora la clave es que tengamos la habilidad y la capacidad de mantenerlo con la reapertura de estos sectores económicos, que lo mantengamos bajo de manera que ese pico cuando se dé y en su máxima altura quede dentro del rango que nos permite seguir manteniendo el control y el buen cuidado de nuestros enfermos".